control-de-plagas-2Cuando nos enfrentamos a una plaga en una empresa y debemos actuar para evitar su presencia, necesitamos en primer lugar de una precisa identificación de la especie para obtener información sobre su biología y así diseñar y planificar el tratamiento más adecuado en cada caso.

Los Planes de Control tienen el propósito de recoger toda la información que hace referencia a las actuaciones, procesos y productos empleados para controlar una o varias plagas. Tratarán de describir todas las acciones requeridas en cada fase del proceso así como los resultados obtenidos. Estos planes son personalizados y adaptados a cada empresa, dependendiendo de su localización, áreas circundantes, instalaciones, actividades y condiciones particulares.

Tras estudiar cada empresa, se analizarán los puntos de control crítico y una vez detectados, se estudiarán las medidas de cada tratamiento. Si se trata de medidas basadas en agentes químicos, físicos o biológicos, debe haber una supervisión directa del personal, que conozca a fondo los riesgos que pueda haber para la salud y para el medio ambiente. Únicamente se emplearán plaguicidas cuando el resto de medidas no sean eficaces o bien sean insuficientes.

¿Qué tendencia hay en el control de plagas?

La tendencia actual hacia la que se mueve el control de plagas se conoce como control integrado de plagas. Este consiste en la combinación de métodos físicos, químicos y o biológicos para el control de plagas con la intención de obtener los mejores resultados, teniendo en cuenta el medio ambiente y la dinámica de las poblaciones de las especies plaga. Se pretende utilizar todo tipo de métodos y técnicas para minimizar el empleo de sustancias tóxicas y de este modo evitar en la medida de lo posible los impactos medioambientales, así como la reducción de costes de los tratamientos.

El manejo integrado de plagas (MIP) implica la relación directa entre la prevención como primer punto a tener en cuenta, para disminuir la incidencia e intensidad de los ataques de plagas y así reducir la necesidad de intervención. La observación y el monitoreo será muy importante para llevar a cabo la determinación de cuándo y en qué medida las plagas se hacen presentes. De este modo se empleará esta información para planificar qué técnica es más adecuada para actuar contra la plaga. En último lugar se procederá a la intervención cuando el ataque de la plaga ocasione un perjuicio.

Cabe destacar que únicamente se emplearán los productos químicos cuando sea estrictamente necesario, así contribuiremos a reducir el riesgo de contaminación e impacto ambiental.  La naturaleza y el medio ambiente son un regalo que nos dejaron nuestros antepasados, por lo que nosotros nos vemos en la obligación de al igual que ellos, cuidarlo y protegerlo para poder regalárselo también a nuestros descendientes.

¿Qué debemos tener en cuenta cuando contratamos a una empresa de Control de Plagas?

Las empresas de Control de Plagas deben cumplir una serie de requisitos para que sus trabajos sean legales. Estos requisitos son exigibles por la persona que contrata los servicios de una determinada empresa y deben constar en los documentos que les sean entregados, para certificar todas las acciones. En Oliver Futur entregamos a nuestros clientes un dossier con toda esta información, además del análisis de riesgos y medidas a tomar. Esta información es personalizada en el caso de cada cliente. Disponemos de precios muy económicos y nuestros tratamientos son personalizados de acuerdo con las necesidades del cliente.

¿Qué debemos tener en cuenta cuando contratamos una empresa de Control de Plagas- (1)