La (desafortunada) aparición de moscas en nuestro negocio

 Si en un post anterior comentamos las repercusiones que la aparición de una cucaracha podía tener en nuestro negocio, no menos importante es la presencia de moscas.
Los insectos voladores son la mayor fuente de contaminación de alimentos y además transmiten enfermedades como la salmonelosis, debido a que suelen reproducirse y habitar en condiciones que a menudo dejan mucho que desear. Es curioso el hecho de que como clientes, seamos más tolerantes con la presencia de moscas que de otros insectos. No soportamos la presencia de una sola cucaracha, sin embargo las moscas gozan de mejor aceptación popular, cuando recientes estudios han demostrado que los insectos voladores suponen un mayor riesgo para la industria alimentaria de lo que
podrían serlo cucarachas, ratones y ratas en conjunto. De hecho, el riesgo por infestación en restaurantes y servicios de catering por parte de insectos voladores se ha calificado del 95%, mientras que el de insectos arrastrantes (cucarachas, hormigas, etc.) es de un 90% y el de roedores del 75%.

Estos datos deberían suponer un cambio en la demanda de tratamientos de control de plagas, pues se ha visto que la industria alimentaria destina muchos más esfuerzos y dinero en controlar cucarachas y roedores, que insectos voladores.

mosca-comida

Cabe recordar que el control de voladores está dentro de los APPCC (Análisis de Peligros y Puntos de Control Críticos) que aseguran la inocuidad de la industria alimentaria y por tanto la seguridad alimentaria. Los insectos voladores son capaces de contaminar alimentos o superficies que entrarán en contacto con alimentos, por lo que se debe asegurar su control.

En este tema, al igual que por lo que al control de cucarachas u otros insectos respecta, la mala publicidad que puede acarrear la presencia de ejemplares debido a una mala higiene, la pérdida de clientes, o incluso el cierre del negocio si se incumplen las normas de higiene alimentaria, conllevará más pérdidas de las que pueda significar la colaboración con un profesional que diseñe una estrategia para el control de plagas dentro de lo que la legislación pide.

mosca